¿CUÁLES SON LAS ZONAS COMUNES EN UNA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS?

· | Administradores de fincas · Normativa

Entender cuáles son las zonas comunes de nuestra comunidad de vecinos nos permitirá conocer mejor el edificio y el uso que podemos hacer de él.  Los suelos, la fachada, los balcones, el portal, las escaleras… La Ley de Propiedad Horizontal regula el uso que podemos hacer de estas zonas comunes.  Las zonas comunes son aquellos espacios que o bien tienen una naturaleza objetiva como el portal o bien que han sido inscritos como zonas comunes, como por ejemplo un trastero común.

En dicha ley se mencionan las zonas o elementos comunes, pero no se detallan con exactitud. Para ello debemos recurrir al artículo 396 del código civil puesto que allí es dónde se define.

En este Blog desde Afisecan os contamos cuáles son las zonas comunes y el uso que podemos hacer de ellas. ¡Veamos!

ZONAS COMUNES DE USO PRIVATIVO

Las zonas comunes de uso privativo son aquellas zonas cuya propiedad corresponde a la propia Comunidad de Vecinos, pero su uso corresponde solamente al propietario o propietarios de uno o más viviendas. Por ejemplo, las terrazas o los patios interiores. En el caso de los patios interiores en muchas ocasiones solo se puede acceder desde una vivienda y por tanto solo ese propietario puede hacer uso del mismo. Eso sí, ese uso privativo debe estar reconocido y recogido en el título constitutivo de Propiedad Horizontal o en su defecto contar con la autorización unánime de la Junta de Propietarios de la comunidad.

Aunque estas zonas comunes sean de uso privativo es importante tener en cuenta que lo que podemos hacer en ellas está limitado. Por un lado, el uso no debe molestar o perjudicar al resto de vecinos y tampoco se podrán realizar reformas, obras o añadido, como por ejemplo techar el espacio. Si queremos hacer algún tipo de reforma esta debe pasar por la Junta de Propietarios.

ZONAS DE PASO

En principio, estas zonas son las que mejor se identifican como espacios comunes. El portal, el ascensor, las escaleras o el hall o rellanos son las más habituales.

Estas zonas deben cuidarse y mantenerse limpias y en buen estado. Hay ocasiones, como las mudanzas o reformas, que pueden ocasionar suciedad, además de ruidos o incluso posibles desperfectos. Pro ello, las mudanzas es uno de esos puntos que puede generar conflicto con los vecinos. Debemos asegurarnos de que podemos usar el ascensor para el traslado de muebles o materiales de obra y en caso afirmativo debemos ser nosotros como propietarios responsables del cuidado de esas zonas comunes. Todo con el objetivo de molestar lo menos posible al resto de propietarios.

ZONAS VERDES Y DEPORTIVAS

Si existen este tipo de zonas lo más habitual es que estemos hablando de una piscina comunitaria. A este se le suman las pistas de pádel o parques infantiles. Incluso podemos encontrar salas de reuniones donde poder celebrar cumpleaños. Se deben fijar unas normas básicas para su uso correcto. A saber, prohibición del uso de flotadores, indicaciones para reservar pista de pádel o el aforo del parque o de la propia piscina.

Se debe hacer un buen uso de estas zonas comunes con el fin de cuidar las instalaciones y evitar posibles conflictos. El mantenimiento de jardines, piscinas, parques y otras instalaciones entra dentro de los gastos propios de la comunidad.

OTRAS ZONAS COMUNES

En los edificios solemos encontrar otras zonas comunes menos habituales, pero que se deben mantener y reparar. Hablamos de el cuarto de los contadores, de la azotea o de la vivienda del portero. Estos elementos deben ser mantenidos también por la propia Comunidad.

En ocasiones se pueden plantear en Junta de Propietarios ciertas mejoras como la instalación de antenas en la terraza o usar la anterior vivienda del portero para guardar bicicletas. En ese caso se deberá aprobar por las tres quintas partes de los propietarios, correspondientes a las tres quintas partes de las cuotas de participación.

LA FIGURA DEL ADMINISTRADOR DE FINCAS

El uso de las zonas comunes está a la orden del día. No solo las zonas de paso como escaleras o ascensores, también zonas comunes como piscinas, gimnasios o pistas de pádel. Incluso algunas urbanizaciones y edificios de nueva construcción incluyen clubs sociales, salas y otros espacios en busca de una vida más social entre los vecinos. Pero esto puede ocasionar conflictos. Por ello, como administradores de fincas asesoramos al Presidente y a la Junta de Propietarios sobre las normas de uso de las zonas comunes. Además, seremos mediadores en caso de conflictos.

Consulta con Afisecan sin compromiso para la administración de tu comunidad.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

¡Vota con tu opinión!

Puntuación media 0 / 5. Nº votos: 0

¡Sé el primero en votar!

¿Quieres saber más de nosotros?

¡Síguenos en nuestras redes sociales!


Sin comentarios

Dejar un comentario